Mediaciones

Durante este tiempo he adquirido un conocimiento más profundo del funcionamiento de la sociedad y de las estructuras que la sustentan. El poder (coercitivo) gestiona las significaciones, establece los vínculos, y  los individuos lo asimilamos como algo natural,  que siempre ha sido así. En realidad la relación entre significante y significado es arbitraria, producto de una época y contexto determinados, no existe la casualidad.

 

La sociedad se considera una suma de relaciones sociales, la cultura es el contenido  de dichas  relaciones. Las instituciones fijan lo que es cultura y lo que no. Cada vez vivimos en sociedades más homogéneas y su influencia crece a nivel global. A pesar de lo que digan las grandes teorías, no existe una verdad única. La Verdad es consenso entre los que tienen poder para decidir, y el objeto último del poder  es capital simbólico.

 

La visión del mundo de cada uno está asociada al lugar que ocupa en la sociedad, el espacio social se construye. Con la aparición de la sociedad del espectáculo el individuo deja de ser individuo y se convierte en consumidor. El espectáculo no es un conjunto de imágenes sino una sociedad cuyas relacionas sociales se encuentran mediatizadas por las imágenes. El concepto de tiempo libre es una trampa, por una u otra vía acabas consumiendo.

 

“La alienación del espectador en beneficio del objeto contempla- do (que es el resultado de su propia actividad inconsciente) se expresa así: más él contempla, menos vive; más acepta reconocerse en las imágenes dominantes de la necesidad, menos comprende su propia existencia y su propio deseo… sus propios gestos ya no le pertenecen, sino que pertenecen a un otro que se los representa.” (Debord, Guy .1967. La sociedad del espectáculo. p 18)

 

El espectáculo ha fracturado la relación con la vida real. Todo está mediatizado por imágenes sin aura, aparece la ruptura entre creación y originalidad. Con las nuevas tecnologías la realidad ha pasado a ser  indistinguible de la ficción. La ficción  permite volver atrás y borrar un acto para sustituirlo por otro. Nuestros deseos y anhelos acaban siendo reflejo de las imágenes que consumimos y no al contrario.

jpg_elroto_7(viñeta de El roto)

Los Museos están llenos de significantes vacíos a los que se agrega un sentido. Se encargan de contar la historia que la institución quiere, aportando su visión. Pero la sociedad tradicional se construye, la historia la escribe el vencedor. Avanzamos en un camino con diferentes ramificaciones, pero todas llevan al mismo sitio, no se puede huir del “progreso”.

Anuncios

Iglesia de santa Justa y Rufina

Primera impresión agradable debido a la temperatura cálida  del interior. Completamente vacía en ese momento, sensación de serenidad.  Silencio sepulcral únicamente roto por el choque de mis suelas contra el mármol.

Paseo lentamente observando una decoración poco vistosa, escasez  de lujo. Las naves laterales, con pequeñas tallas o vacías. El olor al humo de las velas en ofrenda  me transmite calma.img_1453

Techos con abovedados al estilo gótico, altos e iluminados para parecerlo todavía más. Me siento pequeño e insignificante bajo la piedra, que asciende metros sobre mi cabeza, con unos minúsculos  ventanales, tragaluces y  vidrieras que parecen inalcanzables.

Claros signos de reforma con materiales más modernos, únicamente se conservan intactas partes estructurales como los pilares. Inmenso órgano que impresiona, con dos columnas que asemejan poderosos brazos que sostienen su peso, pero que no parece integrarse con el lugar que ocupa.

Las capillas junto a la puerta principal son pequeños espacios con su propia identidad. No forman parte de la estructura central de la iglesia, ni siquiera se ve el altar desde ellas. Tienen sus funciones específicas, diferenciadas, incluso están separadas por rejas. Intriga  observar zonas vedadas al público, inaccesibles,  con pequeñas puertas y recovecos, imagino que se esconde tras ellas, que rincón secreto albergan al que solo puede acceder mi imaginación

Espacioso altar bastante austero, su bóveda  parece querer alcanzar el cielo. Imagino la monotonía del sermón, recordando  viejos tiempos en los que acudía a la iglesia con mi abuela

El sonido de las campanas retumba en la  torre, desde dentro no se puede ver ni ascender libremente, pero desde fuera muestra su gran envergadura. Con gárgolas en sus puestos vigilantes, que te transportan a otro tiempo, de ocultismo y superstición

Museo de la Muralla

En 1998 durante la construcción del campus de Salesas en Orihuela se encontraron restos arqueológicos. Se declaró  Bien de Interés Cultural, motivo por el cual los planes de obra cambiaron, se conservó íntegro y se construyó encima el museo de la muralla, quedando este emplazado en el sótano del edificio.

El museo es público y gratuito, al bajar las escaleras  encuentras  una pequeña antesala donde te reciben, te invitan a coger una silla y sentarte en el pasillo que da comienzo al recorrido. Entonces  le dan al play a un vídeo  de unos  15 minutos donde explican  cómo descubrieron el yacimiento y los tipos de restos que hay (cristianos y sobre todo musulmanes) acompañado de escenas con actores disfrazados representando tareas cotidianas típicas de la época. Si consigues pasar esta dura prueba eres libre de vagar por la sala. Unas modernas plataformas de cristal te permiten andar por encima de las ruinas. En los laterales también hay vitrinas que contienen utensilios y objetos cotidianos como cerámicas o herramientas, acompañados por , carteles, textos, diagramas, representaciones, incluso  reproducciones en miniatura de edificios.

19529_museo-de-la-muralla-orihuela_1_large

“no pretende en absoluto dar una visión científica de ninguna cultura, sino una visión idílica de lo que era «la vida de antes», reflejar algunos rasgos más o menos atractivos, en cierto modo sentimentales”  CarreteroPerez, A. (1996): Museos etnográficos. Complutum Nº Extra 6, 2, 334

Mi duda es donde están los límites entre que tiene interés arqueológico y que no, cuantos siglos de antigüedad son necesarios. En este caso es un organismo estatal quien lo dictamina, pero  ¿dónde hay que parar de excavar?  ¿Si hubiesen seguido unos cuantos metros no encontrarían más restos?

 

Lo cierto es que en su mayoría solo quedan  cimientos, es difícil ver algo, como mucho puedes intuir alguna estructura. Al ser un sótano se pierde visión  espacial, cuesta imaginar nada con un techo de hormigón tan bajo de por medio. El recorrido está totalmente guiado por las plataformas y tanto letrero acaba recargando.

Su objetivo estaría más cerca de mostrar por obligación todo lo que han encontrado que de realmente educar al público. Aparte de la curiosidad por ser antiguo o de otra cultura no aporta mucho. Esperan que sea un reclamo para la ciudad a la vez que intentan demostrar que cuidan el patrimonio e impulsan la cultura. Al margen de las ruinas da la sensación que el resto de objetos son una forma de abultar o una justificación más que piezas con interés propio.

 

Supongo que si  tienes la suerte de encontrarlo hay que protegerlo, pero tampoco nos volvamos locos buscando. De echo la clave para justificar la existencia de este tipo de museos es la escasez, si se recuperasen cientos de piezas de este tipo pasarían a ser ordinarias y su interes seria nulo.

La estética por delante

Desde hace unos años es común oír el término tribu urbana, normalmente refiriéndose  a un grupo de personas jóvenes que comparten aficiones o ideología y lo demuestran con signos externos que los unifican, como la ropa o el peinado.

Si bien esto es una realidad, lo que no está tan claro es la dirección del proceso y hasta qué punto es una decisión propia.

urbanas1

Tomando como punto de partida “mi identidad la he construido mediante la frontera que separa el ellos y el nosotros”  Barrial C., 2016 Odio al cani el clasismo de la izquierda.

Podemos deducir que si bien se usa la estética como forma de identidad, no se fundamenta en parecerte a tus referentes, sino en diferenciarte de los otros.

También “Cada uno esta probablemente ahí con su voluntad y su deseo pero, en secreto, las decisiones y pensamientos le provienen de otra parte”  Baudrillard J., 2004 Por qué la ilusión no se opone a la realidad.

Queda claro que las decisiones no son propias, que están manipuladas desde un estrato  superior. No existe lo genuino, y menos dentro de la sociedad industrial de consumo.

 

Para ser, primero hay que no ser . Así tenemos un sistema donde los individuos para diferenciarse del resto acaban siendo iguales entre ellos, pero en un grupo más reducido. La moda juega aquí su papel como justificación y motor de un círculo continuo de estética y apariencias. Pertenecer a tal o cual grupo es indiferente, no es más que una huida de lo pasado de moda. Las desviaciones son rápidamente asimiladas, cualquier intento de salir de los estereotipos  establecidos  acaba en otra fagocitación, catalogación y posterior mercadería.

camoe

          Nuevas tendencias

 

Lo nuevo es lo bueno, lo moderno. Lo que ayer era tendencia hoy se menosprecia, surgen términos despectivos. Así cuanto más actualizado el individuo, más introducido dentro del sistema, consumiendo productos que le dan un estatus basado en tener mayor patrimonio que gastar en mercancías. Hay que estar al día si no quieres quedar dentro de no mucho como un ignorante o un cani. De hecho continuamente cambia el estándar, rotan las filas, se intercambian los papeles.

 

El poder que maneja la palabra

Existe la idea que dentro de una lengua los significados son consensuados por los propios hablantes, que mediante el uso forman parte en el desarrollo  de su idioma y con el paso de los años aparecen términos  más  adecuados a los tiempos.

La realidad es que solo una pequeña parte de los hablantes interviene a la hora de la creación de una lengua, son los poderosos (poder político, medios de comunicación, etc.) los que se encargan de dirigir este proceso.

jpg_elroto_2

Según Max Weber  “Poder es la probabilidad de imponer la propia voluntad, dentro de una relación social, aun contra toda resistencia y cualquiera sea el fundamento de esa probabilidad”  También desarrolló el concepto de dominación como forma de poder que genera obediencia sin resistencia.

 

 

Los poderosos gestionan las significaciones, esto les da la posibilidad de actuar en su beneficio. El poder reside tanto más si cabe en  las ideas que se  asocian a la palabra. Así el propio lenguaje se usa para hacer más evidentes las diferencias que para unir. El peligro es hacer creer que algo es natural y por tanto incuestionable, cuando en realidad es fabricado.

La manipulación a través del sentido es un mecanismo del poder mediante el cual consigue perpetuar su estatus y evitar amenazas. Estamos  sujetos a ella desde  que tenemos uso de razón por el mero hecho de pertenecer a una sociedad ya establecida sobre esas bases. Irónicamente, una de las cosas que todos compartimos seamos de la sociedad que seamos, en cualquier parte del mundo, es que estamos sometidos a  la manipulación en mayor o menor medida.

El viaje del héroe

En  “The Hero with a Thousand Faces”  (1949), el mitógrafo Joseph Campbell analiza el viaje del héroe arquetipo. Campbell explora la teoría del monomito, basándose en mitología y relatos épicos alrededor del mundo que comparten las mismas estructuras.  Describe una serie de etapas que se repiten siguiendo un esquema dividido en tres actos: Partida, Iniciación y Retorno. Divide el viaje en 17 puntos, de los cuales alguno puede omitirse o variar según el relato. Moisés, Buda, y Jesús son algunos ejemplos clásicos del monomito.

 

Sin entrar en mucho detalle en la partida el héroe vive en el mundo ordinario y es llamado a la aventura, un mentor le ayuda a emprender el viaje. La iniciación empieza con el héroe cruzando el umbral hacia lo desconocido donde se enfrenta a pruebas hasta llegar a morir pero supera el calvario y vence a su mayor enemigo,  que le proporciona el elixir. El retorno es la vuelta al mundo ordinario con el elixir, la aventura que ha vivido ha transformado al héroe.

 

Christopher Vogler  introdujo en Hollywood estos conceptos durante su trabajo de guionista en Disney, Posteriormente escribiría “The writer’s journey” donde Vogler propone doce etapas del viaje del héroe.

hero-cycle

 

Este patrón todavía sigue vigente en la industria y se usa a la hora de escribir una obra épica, ha influenciado películas, videojuegos y cómics. Sagas como Conan, Harry Potter, El señor de los anillos, Matrix o Star Wars se fundamentan en los mismos principios.

En todas ellas el protagonista es un elegido, sin familia, que gracias a la ayuda de un mentor obtiene las herramientas y habilidades necesarias para comenzar su aventura, en la que tras grandes esfuerzos logran superar a su enemigo y salvar el mundo. Podemos tacharlo de poca originalidad o  falta de nuevas ideas, pero ciertas estructuras mitológicas  siguen repitiéndose desde la antigua Grecia.

Los críticos a Campbell rechazan su estudio al ser sus categorías muy amplias y no tener en cuenta las diferencias. Mientras que otros como  el psiquiatra Carl Gustav Jung, ven en la repetición una manifestación de la mente humana.